Menu
logo

EL FRANCOTIRADOR

EL FRANCOTIRADOR

Por Óscar Jiménez

SED DE JUSTICIA

El Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) concluyó el 2017 envuelto en un escándalo y en el misterio institucional sobre al salida de su presidente estatal.

Ya todo mundo sabe que Jesús Eduardo Hernández Anguiano “renunció” a la presidencia estatal del IETAM, y nada dijo el INE sobre los reales motivos de su salida. Hubo poca transparencia en este movimiento.

Se cree que fue por el caso de Alfonso Guadalupe Torres Carrillo destituido por el INE por tener lazos fuertes con un partido político. Y pienso que si realmente tenía esos “lazos fuertes”, estuvo bien su destitución.

Pero por qué nombraron de manera interina a Tania Gisela Contreras que tiene ADN priísta. Desde siempre su convivencia y puede ser que hasta sus ideas políticas son las mismas que la de los tricolores. Al menos de la convivencia hay fotografías de ella con priístas y los aliados eternos del PRI en nuestro estado.

Pero vamos despacio. Creo que el nombramiento de Tania Gisela Contreras no está exenta de los mismos lazos de los que acusaron a Alfonso Guadalupe Torres Carrillo, pero ¿quién de los consejeros electorales estatales que están vigentes en Tamaulipas están limpios de los barnices partidistas?

Por lo que el mejor regalo de año nuevo para los Tamaulipecos sería una limpia general dentro del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM). Para tratar de regenerar el sistema de organización de elecciones.

También déjenme decirles que la que siguió gastando dinero en publicidad es nada menos que la diputada federal plurinominal tricolor Monserrat Arcos Velázquez.

Después de los muchos anuncios panorámicos que compró con motivo de su informe legislativo, la oriunda de Ciudad Madero volvió a instalar espectaculares en la zona conurbada del sur de Tamaulipas con su imagen y con motivo de navidad y fin de año.

La verdad es que a nadie le cayó bien esa acción ya que la dama en cuestión poco hizo por su terruño y ahora gasta enormes cantidades de dinero para seguir promoviéndose y querer alcanzar otra curul plurinominal. Deplorable.

Del mismo modo les digo que el final del año pasado fue de mucho miedo para los ex priístas que estuvieron en el poder. Esto debido a una serie de rumores.

Rumores que tuvieron que ver con presuntas órdenes de aprehensión en contra de ex funcionarios que actuaron bajo el mando de Egidio Torre Cantú.

Tal es el caso de Blas Gil Contreras, el poderoso secretario particular del entonces Gobernador del Estado Egidio Torre Cantú, y a quien se le mencionó como el blanco de una orden de detención.

Que por cierto resultó falsa, al menos para diciembre de 2017, pero de inmediato salieron versiones no confirmadas del posible móvil para detener a este compañero de sexenio de Egidio Torre.

Se dijo, sin aportar pruebas de ello, que la orden de aprehensión podía deberse a que decenas de hectáreas fueron utilizadas ilegalmente para la construcción de casas habitación y que esas tierras fueron puestas a nombre de Blas Gil.

Sin embargo todo fue un rumor, nada en concreto, aunque los expertos en versiones inverosímiles se dieron vuelo especulando sobre esa presunta orden de detención. Todo fue un “borrego”.

Pero nos dimos cuenta que el ojo ciudadano sigue puesto en los ex funcionarios estatales que salieron de sus funciones hace poco mas de un año.

Y que la sed de justicia no se ha saciado y muchos esperan que este mes enero los Reyes Magos traigan además de incienso, oro y mirra, órdenes de aprehensión contra quienes fueron realmente culpables de delitos en el pasado político reciente.

MAQUIAVELITO

… ¿Es menos obsceno que un político mexicano porte un reloj de 200 mil pesos en lugar de uno de 6 millones? Hay que decir que la segunda cifra es más escandalosa, pero a poco les pagamos tanto a nuestros políticos como para que gasten 200 mil pesos solamente en un reloj de pulsera? Tal es el caso del actual gobernador de Veracruz.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba