Menu
logo

La leyenda que llevó el rock and roll a las masas

La leyenda que llevó el rock and roll a las masas

Elvis Presley elevó el género —limitado en los 50 a los afroamericanos— a una expresión popular; guapo y con carisma, sacudió a las buenas conciencias con rebeldía y erotismo; los excesos lo llevaron al ocaso hacia el final de su vida; a 40 años de su muerte el mito continúa vivo.

Redacción / La Razón / razon.com.mx

En la década de los cincuenta y sesenta la sociedad norteamericana no estaba preparada para que un artista negro fuera el abanderado de la música pop, ¿cómo iba a ser esto posible en un país donde los afrodescendientes eran tratados como ciudadanos de segunda? Había de tres sopas en ese momento: Little Richard, Chuck Berry o Elvis Presley... Y la historia la conocemos de sobra.

Tanto Little Richard como Chuck Berry poseían credenciales musicales más desarrolladas que las de Elvis, pero en Estados Unidos no estaba listo para que un negro asaltara la radio y encarnara el espíritu de rebeldía que respiraba el rock and roll, y en ese momento aparece Elvis “el primer blanco que cantaba como negro”, expeliendo sensualidad, jovialidad y belleza.

En aquellos años al igual que hoy en día existía una maquinaria compleja que imponía estándares y patrones a seguir, pero es innegable que a 40 años de la muerte de Elvis, éste sigue siendo un referente no sólo del rock sino de la música en general.

La historia debe de reivindicar a los héroes que hicieron que Presley y su legado resonaran en el tiempo: antes de que existiera este ícono de la rebeldía había rock and roll, sólo que no se le llamaba así y no era precisamente un género puro, éste derivaba del country, del R&B y el soul, sonidos hechos por gente de raza negra, una mezcolanza muy extraña que El Rey supo capitalizar, convirtiéndolo en un fenómeno que logró impactar mediáticamente a públicos de distintos estratos sociales y culturales. Llevó el rock a las masas.

Las canciones de Elvis están impregnadas de una esencia atemporal, tanto así, que hoy en día siguen existiendo agrupaciones de rock o incluso de otros géneros que reversionan sus temas.

Elvis Presley tiene un lugar eterno en el olimpo del rock, ese espacio donde sólo se han consagrado otros pocos músicos de renombre como John Lennon, David Bowie, Freddie Mercury, Kurt Cobain y el ya citado Chuck Berry.

El Rey del rock que meneaba la pelvis y recibía en su casa de Graceland a cientos de fans permanece intacto en el recuerdo de miles de personas que crecieron y viven con su legado.

Ése es un Elvis que está alejado de la imagen que lo acompañó la última década de su vida, cuando su cuerpo tenía un peso neto de 130 kilógramos y su espléndida cabellera negra había crecido.

En esa época, cuando los rumores de alcoholismo y drogadicción azotaban en su puerta, sólo quedaba un “Elvis panzón que cantaba en Las Vegas que se parecía a Tom Jones”, como describió el escritor José Agustín.

Así, una tarde del 16 de agosto de 1977 El Rey del rock murió. ¿Un ataque al corazón?, ¿una sobredosis? Quizá. A su paso dejó la leyenda viviente.

Miles de personas se reúnen estos días en Memphis, la ciudad en la que El Rey del rock forjó su leyenda, para revivirlo en el cuarenta aniversario de su muerte.

En esta ciudad de Tennessee, en la que Elvis (Tupelo, 1935) instaló su mansión, Graceland, se celebra cada año La Semana de Elvis, una enorme fiesta que congrega a los fans del músico.

Cerca de medio millón de fans acudió a la mansión de Graceland, a llorar y honrar al cantante que hizo de esa casa su santuario. Pocos artistas transformaron de arriba a abajo la cultura popular en el siglo XX como hizo Elvis con su excitante aparición en los años 50 y con una trayectoria que incluye éxitos como “Suspicious Minds”, “Hound Dog”, “Jailhouse Rock” o “Can’t Help Falling in Love”.

Uniendo el country y el rhythm and blues hasta moldear el palpitante y sonido del rockabilly, Elvis enamoró a los jóvenes, y aterró a los adultos, a base de sexualidad, miradas románticas, irresistibles bailes y la osadía de quien ha nacido para arrasar sobre el escenario.

Escuchado 1000 millones de veces

Redacción / La Razón

A pesar de los años, Elvis sigue siendo el rey, incluso del streaming. De acuerdo con un análisis de Spotify, su música sigue generando un sinnúmero de adeptos.

Sus canciones han sido reproducidas en la plataforma digital cerca de mil millones de veces, lo cual equivaldría a cuatro mil años de streaming.

De acuerdo con su análisis, la canción más popular de Presley en México y a nivel mundial, es “Can´t help falling in love”, que se ha reproducido más de 90 millones de veces mientras que “Suspicious minds” se encuentra en el número dos con 69 millones de reproducciones en todo el mundo y “Jailhouse rock” cierra el top 3 global con 68 millones de streams.

En Estados Unidos, país natal del cantante, no tiene la mayor parte de escuchas, este sitio se lo lleva Suecia con la mayor concentración de fans, seguido por el Reino Unido, Chile, Islandia y los Países Bajos.

Tres de las cinco ciudades con mayor consumo de los temas de Elvis en Spotify, vienen del Reino Unido: Glasgow, Manchester y Birmingham se ubican en los puestos uno, tres y cinco, respectivamente. Santiago, Chile ocupa el segundo lugar, y Göteborg, Suecia, figura en el cuarto.

Para celebrar el legado del cantante, Spotify creó la lista de reproducción: “This Is: Elvis Presley” la cual contiene 60 canciones, entre ellas “Jailhouse rock”, “Burning love”, “Hound dog”, “Don’t be cruel”, “In the guetto”, “Viva Las Vegas”, “Fever”, “Little sister”, “Good luck charm” y “Love me”, entre otras.

 

 

 

volver arriba